Menu
ALFREDO ,

ALFREDO ,

By In Sin categoría On 29 abril, 2014


 SIN DERECHO DE ADMISION Para quién no me conoce me llamo Alfredo Sanchez Sansano, tengo 28 años, mis facultades mentales son normales, mi voluntad, alegría y ganas de vivir son excepcionales, lo que me lleva a decir al que no lo entienda que no estoy enfermo y soy una persona normal como tú.
Vengo padeciendo una enfermedad muscular degenerativa desde que era un niño y que me ha impedido llevar una vida físicamente normal.
Actualmente y desde hace cinco años perdí la vista y tuve que llevar respiración asistida permanente. Por lo que vivo en un pueblo llamado CREVILLENTE de Alicante/España , con mis padres que ellos son mis pies manos y mis ojos.
Por esta situación física tengo que estar constantemente tumbado e inmovilizado en lo que cada uno puede llamar como quiera SILLA DE RUEDAS, SILLA RIGIDA ORTOPÉDICA, CAMILLA ADAPTADA CON RUEDAS, CAMA ORTOPÉDICA, CAMASTRO O CAMASTRÓN.
El caso es que las diferentes palabras o nombres que le podemos dar al sistema que tengo para mi movilidad no importa, ya que a lo sumo son una serie de cables, metales y plásticos, por supuesto con ruedas, pensados para que yo me pueda trasladar de un lado a otro, siempre con la ayuda de una persona.
Que mas me gustaría a mi trasladarme con unos sencillos zapatos, tal cual van los que dicen son normal!
También tengo, y gracias a la generosidad de personas, que también las hay, un VEHICULO, COCHE, TURISMO, FURGÓN O CAMIÓN ADAPTADO, se le puede dar el nombre que se quiera, para poder subirme al transporte e ir a todos los sitios donde haga falta.
Los días 12 y 13 de Abril considero que he sufrido unos ACTOS DE DISCRIMINACION por partida doble por parte del Auditorio de la Diputación de Alicante (ADDA) y todos aquellos que tomaron la decisión de impedirme el acceso a dichas instalaciones de asistir a una Ópera de la cual el compositor es mi amigo Marcos Galvany y que propiamente me había invitado a asistir a dicho estreno, impidiendome la entrada en dos ocasiones sucesivas, el 12 y 13 de Abril, al citado Auditorio (ADDA), que además es un local PÚBLICO, cometiendo conmigo y con los familiares que me acompañaban un acto fragante de DISCRIMINACIÓN, infringiendo ley y leyes varias que hoy tenemos TODOS los seres humanos y con los MISMOS DERECHOS . (B.O.E 289 3/12/2013 Real Decreto Legislativo 1/2013 que entro en vigor el 4/12/2013, superior a las normas de la Comunidad Valenciana, válido en toda España y que sigue las directrices de la Comunidad Económica Europea)
Se publicó un Real Decreto que sigue la Convención Internacional de Discapacitados aprobada por la O.N.U y aprobada por España El 3/12/2007.
En él se garantizan, entre otros, el DERECHO a la igualdad de oportunidades y trato.
Con la prohibición del ADDA a que yo asistiera a OH MY SON, de mi amigo Marcos Galvany, me ha impedido, entre otras cosas:
-Igualdad de oportunidades por razón de discapacidad.
-De los derechos humanos y libertades fundamentales en ámbito cultural, entre otros.
-Discriminación directa por razón de mi discapacidad.
-Discriminación indirecta por parte de la Diputación Provincial de Alicante.
-Acoso
-Medidas de acción positiva para igualar mi participación plena.
-Normalizacion para poder llevar una vida en igualdad con los demás.
-Accesibilidad universal para todas las personas en la mayor opción posible.
-Diseño universal y productos de apoyo.
Todo esto es válido en los espacios públicos, infraestructuras, edificación (ADDA), patrimonio cultural.
La Ley garantiza, entre otras muchas cosas, derecho a la protección social,
derecho de participación en los asuntos públicos y, los poderes públicos, GARANTIZARAN todo ello con sus organizaciones.
También considero que mi estado de salud por estos actos discriminativos ha sido gravemente perjudicado.
La Ley es muy amplia, con infracciones y sanciones que van hasta 1.000.000 de Euros.
Tambien tengo que decir que este asunto me a perjudicado mi salud.
Visto lo visto es SORPRENDENTE que la Diputación Provincial de Alicante, que tiene una Fundación que dirige el ADDA, y cuyo representante de Patrimonio es dirigente del Ayuntamiento de Crevillente, lugar donde vivo, NO SEPAN GESTIONAR ESTA LEY TAN IMPORTANTE.
Hasta el día de la fecha, nadie me ha dicho quién o quienes me prohibieron asistir a OH MY SON en el ADDA. Por este motivo, el responsable de todo ello es la Diputación Provincial de Alicante.
En estos momentos la Diputación de Alicante, el partido que los manda, la Generalitat de Valencia, el gobierno de España (mi España!) están pidiendo un voto para las Elecciones Europeas, lógicamente para su partido, y defender y aumentar los intereses de nuestro país, cuando resulta que son incapaces de gestionar una Ley en España y que daña constantemente los derechos de las personas mas débiles, con discapacidad, las más afectadas de nuestra Sociedad.
Esta reclamación y denuncia pública no es por mi. Ya dije anteriormente que soy ciego y no puedo moverme, llevo respiración asistida, necesito constantemente la ayuda de personas a mi lado pero mi cerebro funciona perfectamente y me creo en la obligación de defender a las personas que están como yo y que se aprovechan de su debilidad., a pesar de los grandes esfuerzos que hacen por sobrevivir.
Todo esto parece ser que no es importante para aquellas personas que desean un puesto en la Comunidad Económica Europea y tener asegurado un buen salario durante 5 años y “calentar” una silla durante 5 años más. Luego Dios dirá!!
Hay una gran cantidad de chicos jóvenes, como yo, muy bien preparados, y dispuestos a gastar una parte de su vida por nuestro país.
Me han rebajado la indemnización en tres ocasiones, me deben mi asignación desde el mes de Enero, tengo que pagar muchos artículos que no son medicamentos (cremas, gasas, pañales) que son imprescindibles para mi vida, mi complicada vida. Mis padres deben continuar ayudándome sin poder trabajar y con unos medios económicos muy, muy limitados.
Mi único agradecimiento es a las personas que con su amistad y también a las que contactan conmigo por internet algunas me apoyan económicamente, otras con un gran calor moral, y a todas ellas quiero y aprecio. Son mi vida!!!
Pero no puedo consentir que nos sigan maltratando de la forma que lo hacen.
Solo pido a mis amigos de internet que difundan, a su vez, este mensaje a sus amigos, y podamos conseguir, entre todos, que se cambien las leyes, que se apliquen las existentes, y ayudemos a las personas discapacitadas que tienen tantos problemas.
Un fuerte abrazo a todos, os quiero, y aquí me tenéis hasta que Dios quiera.
Alfredo

Leave a comment