Menu
LA HISTORIA DE RENNER WOLLMAN, NACIO CON MÚLTIPLES COMPLICACIONES Y NO LE DABAN ESPERANZAS DE VIDA, HA CELEBRADO SU SEGUNDO CUMPLEAÑOS

LA HISTORIA DE RENNER WOLLMAN, NACIO CON MÚLTIPLES COMPLICACIONES Y NO LE DABAN ESPERANZAS DE VIDA, HA CELEBRADO SU SEGUNDO CUMPLEAÑOS

By In Sin categoría On 31 octubre, 2014




El niño sufrió numerosas complicaciones y logró nacer vivo, pero fue puesto inmediatamente en terapia intensiva. Increíblemente, él comenzó a sanar una vez que estaba en brazos de su madre.

Renner Wollman ni siquiera se esperaba que naciera con vida. El viernes, se celebra su segundo cumpleaños.

Mientras estaba embarazada de su tercer hijo, a Karen Wollman y su esposo Brian, de Dakota del Sur, se les dijo que el bebé tenía muchas complicaciones, incluyendo el síndrome de Down y la hidropesía fetal, lo que hace que el líquido se acumule en el cuerpo.

“Cuando los médicos nos dijeron que era probable que naciera muerto, escuché y comprendí que, pero sin embargo, algo en mí acaba de decir (a) se aferran a la esperanza”, dijo su madre de 38 años de edad.

A Karen Renner se le sometió a una cesárea de emergencia una vez que un ecocardiograma reveló los órganos del bebé estaban fallando.

“Yo estaba muy tranquila durante todo ese día”, dijo. “Una paz justa puesto sobre mí. Yo no sé lo que era, si se trata de un instinto de las madres, no tengo ni idea, (pero) estoy agradecido por (él), porque yo era capaz de no enloquecer”.

Renner, nacido con una cabeza llena de cabello negro, tomó una respiración completa antes de ser conectado a soporte vital. Fue enviado a cuidados intensivos y conectado a las máquinas para mantenerlo respirando. Tenía insuficiencia renal, y necesitaba 13 transfusiones de sangre porque estaba muy anémico.

Los padres y hermanos de Renner – Riley, 10, y Paisley, 6 – se quedaron con él y le leian cuentos, le ponían la radio y le sostenían su mano.

Pero después de 2 meses y medio, poco a poco Renner comenzó a empeorar, y los médicos temían lo peor. Los médicos dijeron darle cuidados paliativos y preguntaron a Karen lo que quería hacer, y ella dijo que quería retenerlo. Ellos propusieron llevarse al bebé Renner a casa para decirle su últimos adios.

“Le prometí que mientras luchaba yo seguir luchando por él, y hasta que él me mostrara algunas pocas señales de que había terminado de luchar, me gustaría seguir luchando por él”, añadió Wollman. “No sé lo que habría sido señal, (pero) yo le prometí que iba a honrar su viaje, para traerlo a casa cuando llegara el momento de decir adiós.”

Wollman finalmente consiguió mantener a su hijo – separado de sus muchas máquinas de soporte de vida – mientras se preparaba para decirle adiós al bebé. Pero lo que sucedió después fue un milagro que los médicos no pueden explicar.

“Me senté y le sostuve ese día durante cuatro horas, y poco a poco, a partir de ese momento, empezó a mejorar”, dijo.

En enero de 2013, más de seis meses después de su nacimiento, Renner llegó a casa. A pesar de que todavía tiene algunos problemas médicos, “lo que él se ocupa de ahora son sólo detalles menores en comparación con todo lo que ya ha soportado”, dijo Wollman. Renner ahora puede gatear y subir escaleras, y recientemente consiguió apoyos para los pies.

Tener esta experiencia nos ha inspirado a apreciar cada día que nuestro hijo pasa con su familia.

“Él es mi héroe”, dijo, conteniendo las lágrimas. “Me ha dado una nueva perspectiva sobre la vida.”

El viernes, la familia va a viajar a la UCIN de los Niños de Sanford, como es ahora la tradición, dar las gracias una vez más al equipo que salvó la vida de Renner.

“La razón por la que estamos compartiendo la historia de Renner es tratar de dar esperanza a los demás”, dijo Wollman. “Fue pura agonía verle pasar por esto, pero todavía nos sentimos anclado por la esperanza y eso es lo que queremos dar a los demás … Si puedes mantener la calma en tu corazón, la tormenta interior no necesita a la rabia y de alguna manera se puede salir adelante. “

TRADUCIDO POR ASPAU


Leave a comment