Menu
Un trabajo de 24 horas no valorado

Un trabajo de 24 horas no valorado

By In Sin categoría On 4 agosto, 2018


Estos dias muchas mamas han compartido la publicación que escribí de quien cuida al cuidador y muchas otras me han dado las gracias por sacar a luz el verdadero lado de quien somos cuidadores. He estado en los dos lados siendo cuidadora en el mundo de la discapacidad y ahora siendo MAMA y nada tiene que ver por mucho que los quieras , que des en tu trabajo. Ser mama es más doloroso, mucho más dificil un trabajo de 24 horas.
Muchas abandonamos nuestro mundo laboral , dejamos de dormir porque tenemos que vigilar a nuestros hijos 24 horas, tenemos que tomar decisiones muy duras, no tenemos un segundo para nosotras mismas, envejecemos de golpe, dejamos de tener vida social, seguimos en pie después de años sin dormir y nos siguen juzgando como madres como personas cuando nosotras mismas muchas veces como es mi caso somos nuestras peores enemigas porque siempre creemos que podriamos haber hecho más. A veces es dificil ser mama porque tienes que ser fisio, enfermera, abogada y no llegas a todo y aún asi ves como los avances no son los que tu quisieras después de todo el sacrificio fisico , económico que conlleva todo pero no te puedes rendir y eso pesa mucho. Si no te levantas tu hija no se levanta depende y dependerá para todo de ti de que estés bien y deja de importante el tener ropa vieja, el pelo lleno de canas o no poder salir a cenar ni al cine porque no tienes con quien dejarla o simplemente porque apenas te quedan amigos con los que contar y desahogarte.
Cada dia has de escuchar cosas que duelen, la última me dolió mucho de una mama con sus hijas riñendo que me dijo que tenía suerte porque mis hijas nunca reñirian 😡 desgraciadamente mis hijas no discutirán, no tendré que preocurarme si Judith no llega a casa de fiesta, si tiene trabajo, pareja , tontea con drogas o me deja de hablar. Siempre a mi lado hasta que me fallen las fuerzas para cuidarla. Siempre privada de ser una niña y su hermana también privada de tantas cosas…pero como madre imperfecta que soy y culpable que me siento por no poder dar más de si cada dia estoy más convencida que con todo lo que me ha tocado vivir me esfuerzo y valoro el amor de mis hijas mucho más que muchos padres a los que veo continuamente perder los nervios por chorradas y no disfrutar de sus maravillosos hijos y de momentos que nosotros nunca tendremos y que daríamos cualquier cosa por despertar un día y ver que todo ha sido una pesadilla, mientras tanto tendremos que conformarnos con lujos como dormir 3 horas seguidas, con un dia que Judith no tenga dolor, con unas palabras agradables de alguien, poder cenar o comer juntos en pareja en casa sin lujos sólo juntos con nuestras hijas dormidas y poder dormir un dia sin remordimientos por no haber dado más de si, sin buscar un tratamiento más o una terapia, una solución al siguiente problema simplemente dándonos cuenta que no somosuperpapas que no queremos esa etiqueta porque es duro cargar con eso a la espaldas


Leave a comment