• Tras presentarlo en mayo, ya se puede comprar por 90 euros
mando-xbox-adaptative.jpg

Microsoft ha puesto a la venta este miércoles el mando Xbox Adaptive Controller para Xbox One y para PC, que simplifica los botones y el control de la consola y que está dirigido a jugadores con movilidad reducida.

Xbox Adaptive Controller, que Microsoft presentó el pasado mayo, ya puede adquirirse desde la tienda oficial de los de Redmond por un precio de 89,99 euros, como ha informado la compañía a través de un comunicado.

El nuevo mando, que Microsoft “ha diseñado desde el primer momento pensando en la inclusividad”, ha contado con la colaboración de jugadores con movilidad reducida. Han participado también las asociaciones de expertos The AbleGamers Charity, The Cerebral Palsy Foundation, Craig Hospital, Special Effect y Warfighter Engaged.

Presenta un diseño en color blanco y negro de mayores dimensiones que el mando de Xbox habitual en el que destacan dos grandes botones circulares programables en función de las necesidades del jugador.

Reduce el número de botones para que se pueda jugar  de forma más fácil

El periférico reduce el número de botones, manteniendo solamente un ‘pad’ de direcciones y los botones de Xbox, vista, menú y perfil. Asimismo, elimina los gatillos en la parte trasera presentes en los mandos de Xbox, resultando así posible utilizarlo apoyado en una mesa.

Para ofrecer más posibilidades a las personas con diversidad funcional, incluye varios puertos adicionales que permiten conectar altavoces pero también otros dispositivos de control como botones externos, ‘sticks’ para el dedo pulgar y gatillos.

Entre el total de conexiones que proporciona el mando de Microsoft se encuentran dos puertos USB para controles de pulgar, un USB tipo C para carga y un total de 20 puertos ‘jack’ de 3,5 milímetros para altavoces y periféricos adicionales con distintas funciones.

Xbox Adaptive Controller se vende en un paquete de cartón especial diseñado expresamente para la ocasión, que resulta más sencillo y rápido de abrir. Está enfocado para las personas que solo puedan utilizar un brazo o una mano y que tienen dificultades con las cajas habituales.

El nuevo controlador de Microsoft puede utilizarse tanto para videojuegos con la consola Xbox One como para ordenadores con sistema operativo Windows 10, y puede adquirirse por un precio de 89,99 euros en la Microsoft Store.