Menu
Roban la moto adaptada a un enfermo de parkinson que la dejó parada en una calle de Valladolid

Roban la moto adaptada a un enfermo de parkinson que la dejó parada en una calle de Valladolid

By In Sin categoría On 6 noviembre, 2018


Un modelo idéntico a la moto adaptada que fue robada. /El Norte
Un modelo idéntico a la moto adaptada que fue robada. / El Norte

El vehículo permitía a la víctima, de 74 años, «desplazarse por la ciudad» a pesar de las parálisis repentinas que sufre al caminar

Sábado, 3 noviembre 2018, 21:15

«Sufro parálisis repentinas que me dejan las piernas inmovilizadas y desde hace años necesito utilizar una moto eléctrica adaptada para poder realizar mis desplazamientos por la ciudad», explica José Ramón, un enfermo de parkinson de 74 años al que el pasado miércoles, en torno a las tres de la tarde, le sustrajeron su silla cuando la dejó parada «unos minutos» en la calle Paraíso cuando acudía a una consulta en la cercana Ramón y Cajal.

«Queremos pensar que pueda haber sido una chiquillada de algún gamberro que la cogiera al verla allí, pero lo cierto es que han pasado ya demasiados días y aún no ha aparecido», lamentaba ayer César, su hijo, antes de apelar a la colaboración ciudadana y a un «mínimo grado de sensibilidad» por parte de los autores del robo, si es que lo ha sido, para que su padre pueda recuperar «sus piernas», que lo son, ya que «cuando sufre sus parálisis repentinas se queda completamente paralizado durante un buen rato, en ocasiones hasta horas, si bien puede mover los brazos con normalidad y mantiene la cabeza».

«La necesito para mantener mi autonomía y poder moverme con seguridad si se me bloquean las piernas»

Los hechos ocurrieron el miércoles por la tarde en la citada calle Paraíso. «Había estado por la mañana a una consulta con el logopeda en la calle Ramón y Cajal y cuando regresé a comer –José Ramón reside en la actualidad en una residencia de Arturo Eyries, aunque mantiene su piso en Parquesol– me di cuenta de que se me había olvidado el móvil», relata la víctima. Así que regresó a la clínica y dejó su silla con motor, una suerte de moto de cuatro ruedas con un sillón para sentarse, en la acera de Paraíso. «Fui a por el móvil y cuando regresé ya no estaba allí», recuerda ahora el propietario de la moto, de marca Invacare, modelo Colibrí, valorada en 1.400 euros.

José Ramón llamó a los policías locales para comunicarles lo ocurrido: «Pensé que quizás se la habían llevado con la grúa, por aquello de haberla dejado en la acera, pero enseguida comprobaron que no e informamos a la Policía Nacional del robo de mi moto». No han tenido noticias del hallazgo de la misma.


Leave a comment