Menu
Condenado a solo 2 años por violar a una discapacitada porque no se resistió

Condenado a solo 2 años por violar a una discapacitada porque no se resistió

By In Sin categoría On 6 febrero, 2019


  • J. GRAU / L. GARCÍA
  • |LLEIDA

Actualizada 06/02/2019 a las 10:11

La Audiencia de Lleida ha condenado a solo 2 años a un vecino de la capital por una violación grupal a una discapacitada porque esta no se resistió lo suficiente. Pese a que les dijo que pararan porque le hacían daño, esa oposición no fue clara para que los acusados entendieran que la relación no era consentida, según el tribunal.
Una de les marxes que protagonitzen cada mes dones de Lleida per defensar els seus drets.

© Una de les marxes que protagonitzen cada mes dones de Lleida per defensar els seus drets.

SEGRE

La Audiencia de Lleida ha condenado a solo dos años a un vecino de la capital que participó en la violación grupal de una discapacitada porque esta no se resistió lo suficiente. El tribunal considera probado que la víctima, que tiene un 69% de discapacidad, dijo a los agresores que pararan porque le hacían daño, pero esta oposición no fue suficientemente clara, por lo que reduce la condena de 7 años de prisión que pedía la Fiscalía a una de solo 2 años. La sentencia considera que la negativa de la mujer fue ambigua, ya que, por su discapacidad, podía “faltarle contundencia”. Por estos mismos hechos fue condenado un menor de edad a 20 meses de libertad vigilada, y la Audiencia ha absuelto ahora a un tercer implicado alegando que se limitó a hacer fotografías de la agresión.

Los hechos se remontan al 22 de mayo de 2017, cuando la víctima se encontró con los tres acusados en la calle Alcalde Porqueres de Lleida y estos le propusieron ir a la vivienda de uno de ellos, menor de edad. Una vez allí, según estima acreditado la sentencia en sus hechos probados, “el acusado A.C.B. mantuvo relaciones sexuales con penetración vaginal” con la víctima, “uniéndose después el menor, llegando a formar un trío en el que también penetró por la vía vaginal, además de bucal”, a la víctima, “prolongándose cierto tiempo las penetraciones, cirscunstancias que llevaron” a la discapacitada “a manifestarles que se estaban pasando un montón y que se quería ir, a la vez que les decía ‘quita, quita’, a lo que le contestaron ‘quédate, quédate’”. Más adelante la sentencia dice, en base a la declaración de una psicóloga, que la víctima verbalizó “expresiones de rechazo como ‘pareu, pareu, que me voy’, y de dolor como ‘que me vais a reventar el coño’”, a pesar de lo cual añade que presentaba “una respuesta de bloqueo emocional y de falta de reacción” que podía dar “la percepción de falta de resistencia a mantener la relación sexual, siendo un comportamiento frecuente en personas con características como” como las de la discapacitada, a la que “puede faltarle contundencia a la hora de parar una situación no querida”.


Leave a comment