El equipo español de baloncesto en silla de ruedas

Author

La selección española se quedó este lunes a las puertas de la medalla de bronce en el Campeonato del Mundo de Baloncesto en Silla de Ruedas, al perder el partido por el tercer y cuarto puesto contra Turquía por 68-63, aunque tuvo serias opciones de lograr la victoria en los instantes finales del encuentro. Aun así, España logró la mejor clasificación de su historia en esta competición, según informa Servimedia.
El partido, disputado en el Complejo Deportivo Samsan World, de Incheon (Corea del Sur), enfrentó a las dos principales selecciones emergentes de los últimos años en el baloncesto en silla de ruedas.
España acudió a una cita mundialista después de 16 años sin hacerlo, con el sexto puesto obtenido en Sidney (Australia) en 1998 como antecedente más cercano. Además, fue séptima en Edmonton (Canadá) en 1994 y octava en Tampa (Estados Unidos) en 1979. Por lo tanto, la selección nacional disputó su cuarto campeonato del mundo. Y Turquía consiguió el octavo puesto en Birmingham (Reino Unido) en 2010, su única experiencia anterior en un Mundial.
El encuentro fue muy disputado y las diferencias llegaron hasta los 7 puntos a favor de España y los 11 de Turquía. Los pupilos dirigidos por Óscar Trigo salieron en tromba y endosaron un parcial de 0-7 en los primeros compases del encuentro, aunque la ventaja quedó anulada después y los turcos acabaron imponiéndose al final del primer cuarto (17-13).
El segundo periodo arrancó con otra arrancada de España, que, con un triple del ala-pívot Asier García y una canasta del base Jordi Ruiz, le dio la vuelta al marcador (17-18). Un constante intercambio de canastas llevó el partido a unas altas cotas de igualdad, hasta el 35-31 del descanso.
Tras el intermedio, continuó el toma y daca de ambas selecciones, aunque con ventajas mínimas en el marcador para Turquía, que llegó al final del tercer cuarto con una renta de seis puntos (51-45).
Opciones hasta el último minuto
España vivió entonces sus peores momentos, ya que Turquía alcanzó su máxima diferencia (57-45, a 8’30″ para el final del partido), pero recompuso sus líneas con un parcial de 0-9 para meterse otra vez en la lucha por la medalla de bronce.
A un minuto de la conclusión, los españoles caían por dos puntos (65-63) y mantenían intactas sus opciones de subir al podio, pero su jugador franquicia, el pívot Alejandro Zarzuela, quedó eliminado poco después al cometer su quinta falta personal.
Dos tiros libres convertidos por el pívot Cem Gezinci y otro por el base Ozgur Gurbulak ampliaron definitivamente la ventaja turca hasta el 68-63 definitivo.
Las dos selecciones tuvieron parámetros estadísticos muy igualados, salvo en dos, y es que Turquía fue más certera en los tiros de campo (59% de acierto, por el 41% de España) y desde la línea de tiros libres (80%, con 46% de los españoles).
En el combinado español destacaron Asier García (21 puntos, 7 rebotes y 4 asistencias), Alejandro Zarzuela (10 puntos y 6 rebotes) y Pablo Zarzuela (9 puntos), en tanto que en Turquía sobresalieron Cem Gezinci (19 puntos y 14 rebotes), Ozgur Gurbulak (13 puntos, 11 rebotes y 9 asistencias) y Ferit Gumus (18 puntos y 6 rebotes).
Posteriormente se disputó la final del Campeonato del Mundo, que ganó Australia ante Estados Unidos por 63-57, con lo que revalidó el título conseguido hace cuatro años en Birmingham.
De esta forma, España concluyó su participación en el Mundial con un extraordinario cuarto puesto y se consolida un año más en la élite de este deporte, después de varias ausencias internacionales importantes. El combinado nacional en Incheon estuvo formado por los bases Rafael Muiño, Jordi Ruiz y David Mouriz; los escoltas Daniel Rodríguez, Fran Sánchez Lara y Jaume Llambi; los ala-pívots Carlos Vera, Asier García y Txema Avendaño, y los pívots Alejandro Zarzuela y Pablo Zarzuela.
Dos medallas de bronce
El Campeonato de Europa disputado en Nazaret (Israel) en 2011 marcó el regreso de España a las grandes competiciones internacionales, con Óscar Trigo como seleccionador, ya que allí obtuvo la medalla de bronce y se clasificó para los Juegos Paralímpicos de Londres 2012, donde los españoles lograron el quinto puesto.
El año pasado, España volvió al podio en un Campeonato de Europa, con la medalla de bronce en la edición celebrada en Francfort (Alemania), lo que le valió para clasificarse para el Campeonato del Mundo que se celebró desde el pasado 5 de julio hasta este lunes en Incheon.