Menu
Los restos de un niño de hace 1500 años, los más antiguos conocidos con síndrome de Down

Los restos de un niño de hace 1500 años, los más antiguos conocidos con síndrome de Down

By In Sin categoría On 17 julio, 2014




DSarkeoLos restos de un niño de entre 5 y 7 años, encontrados en una necrópolis de los siglos V y VI, se han convertido en el caso confirmado más antiguo del síndrome de Down.
Los arqueólogos lo encontaron cuando exhumaron los restos de 94 personas de hace unos 1500 años, cerca de una iglesia en Chalon-sur-S
aône, en el este de Francia .
Que se trate de los restos más antiguos que se conocen no significa, ni mucho menos, que el síndrome de Down no exisitera anteriormente. De hecho, existe la duda de cuando apareció. Por ejemplo, hay posibles representaciones esculturales como las figuras de barro y unas grandes cabezas de piedra de la cultura olmeca, de aproximadamente 3.000 años (fueron motivo de una entrada en DOWNberri: Los dioses Down), pero no hay datos suficientes que apoyen esta hipótesis.
Sólo a partir a partir del s. XVI se encuentran las primeras representaciones de personas con síndrome de Down en cuadros y pinturas.
En cuanto a los restos óseos, hay muy pocos casos documentados que evidencien su pertenencia a una persona con síndrome de Down. Por un lado porque los casos de síndrome de Down en las poblaciones del pasado eran escasos y, además, las investigaciones con frecuencia están mal descritas o los restos son descubiertos fuera de contexto.
Por ejemplo, un experto como el doctor John M. Starbuck da cuenta de la descripción de unos restos craneoencefálicos de hace 2.550 años, hallados en Alemania, de un individuo de sexo femenino cuya edad se estimó de 18 a 20 años en el momento de la muerte y que sus investigadores consideraron que podría tener síndrome de Down. Sin embargo, el equipo que los investigó no proporcionó una descripción detallada de dichos restos, por lo que se duda de su veracidad.
El dato arqueológico más antiguo conocido hasta este hallazgo era un cráneo de otro niño encontrado en Leicestershire, Inglaterra, que data del s.VII. Dichos restos presentaban algunas de las anomalías estructurales compatibles con un varón con dicho síndrome.

Los restos encontrados en Francia, cuya descripción aparece publicada en la revista New Scientist presenta un cráneo corto y ancho, una base de cráneo aplastado y los huesos delgados, atribuibles a una persona con síndrome de Down.
l equipo de investigación también ha analizado la forma en que el niño con síndrome de Down fue sepultado (algo que no se ha podido hacer en otros casos). Al igual que los demás restos de la necrópolis, estaba colocado sobre su espalda en la tumba, las manos bajo la pelvis y con una orientación este-oeste, con la cabeza en el extremo hacia el oeste. Igual que el resto los restos encontrados en la necrópolis.
Según Maïté Rivollat, experta de la Universidad de Burdeos, esta disposición puede sugerir niño fue tratado de la misma forma que los otros miembros de la comunidad e insinúa que no estaban estigmatizados en vida. John Starbuck, de la Universidad de Indiana (EE.UU.), cree sin embargo que no es indicio suficiente para deducir este hecho.
Sin embargo, algunos arqueólogos consideran que este argumento no es suficiente y que es muy difícil de interpretar el el comportamiento cultural y su relación con los restos o entierros de esqueleto.


Leave a comment