Menu
LA GENERALITAT ELIMINA A 3.000 DEPENDIENTES DEL REGISTRO OFICIAL PARA AHORRAR

LA GENERALITAT ELIMINA A 3.000 DEPENDIENTES DEL REGISTRO OFICIAL PARA AHORRAR

By In Sin categoría On 1 septiembre, 2014


El Consell reduce la cifra de alicantinos con derecho a cobrar la prestación al demorar el reconocimiento de nuevos grados de discapacidad y por la escasa tasa de reposición de los fallecidos
C. PASCUAL 31.08.2014 | 04:30
La Generalitat elimina a 3.000 dependientes del registro oficial para ahorrar

La cifra
• 4 años: Las plataformas de dependientes estiman que los trámites para conseguir la prestación suelen rondar los cuatro años. Culpan, sobre todo, a la firma del PIA con Bienestar Social.

La Generalitat Valenciana ha reducido el número de personas con derecho a prestación en la provincia de Alicante siete puntos por encima de la media nacional en apenas un año. En concreto, unos 3.000 dependientes alicantinos han salido del registro oficial en los últimos doce meses, ya sea por la reducción en el grado de discapacidad llevado a cabo por la Conselleria de Bienestar Social o por el fallecimiento de los afectados. De esta manera, el Gobierno valenciano consigue dar un nuevo un tijeretazo al total de personas con derecho a cobrar una prestación o a tener un servicio sufragado por los fondos públicos. Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad, correspondientes al mes de julio, 55.127 personas de la Comunidad Valenciana se encuentran a día de hoy entre los dependientes con derecho a prestación. Sin embargo, hace justo un año, esa cifra ascendía hasta las 62.809 personas, por lo que en apenas doce meses la lista se ha reducido en 7.682 personas. Es decir, el número de dependientes en la Comunidad Valenciana se ha reducido un 12,2% en un año, un porcentaje que dobla la media nacional. En el total del Estado, las últimas cifras del Ministerio de Sanidad señalan que hay 903.523 dependientes reconocidos con derecho a prestación, mientras que hace justo un año el número llegaba a los 950.452, en torno a un 5% más.
Esta significativa reducción en el número de dependientes en la Comunidad –de los que en torno a un 40% pertenecen a la provincia de Alicante– tiene su origen en la actitud de la Generalitat Valenciana frente al colectivo de dependientes. En los últimos años –como han venido denunciando repetidamente los afectados–, la Conselleria de Bienestar Social alarga cada vez más el tiempo para que un dependiente finalice los trámites para conseguir una prestación por parte del Consell.
Dos son, según las plataformas de dependientes, las fases determinantes a la hora de finalizar el «papeleo». En primer lugar, el afectado debe conseguir el reconocimiento del grado de discapacidad, que puede prolongarse desde varios meses hasta algún año. Sin embargo, la situación más grave se produce con el último trámite: la firma del Programa Individual de Atención (PIA), lo que determina los servicios y ayuda económica más adecuada para cada uno. «Hasta que no se firma este papel por la Administración, aunque la persona ya tenga el grado de discapacidad aprobado, la Conselleria de Bienestar Social no tiene la obligación de pagar la prestación al afectado. Ahí está el motivo por el cual no firman el PIA, un trámite que puede llevar años de espera», señalan desde la Plataforma de Dependencia de la Comunidad Valenciana, donde aseguran que los trámites para conseguir una ayuda no suelen tardar menos de cuatro años.
La tardanza en conceder la prestación por dependencia en la Comunidad ha llevado a que en los últimos años –desde que en el año 2006 se aprobase la ley– unos 14.000 alicantinos, con el grado reconocido por la Administración, fallecieran sin cobran ningún tipo de ayuda por parte de la Conselleria de Bienestar Social.


Leave a comment