Menu
Mil dependientes sin ayuda desde enero

Mil dependientes sin ayuda desde enero

By In Sin categoría On 8 diciembre, 2014


María José Álvarez, presidenta de ELA Principado, posa con todas las camisetas de apoyo a la enfermedad.
María José Álvarez, presidenta de ELA Principado, posa con todas las camisetas de apoyo a la enfermedad. / JORGE PETEIRO
  • Asturias arrancó 2014 con 18.005 beneficiarios de la Ley de la Dependencia, pero hoy sólo quedan 16.911

  • Casi medio millar de los expedientes dados de baja corresponden a casos severos, el colectivo más afectado tras el recorte de 2012

  •  

  • GIJÓN

  • 20
  • 226

  • 12

Mil asturianos con dependencia y derecho a recibir una ayuda por ella han ‘desaparecido’ del listado de beneficiarios desde enero pasado. En ocho meses -el informe oficial que acaba de publicar el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) recoge las cifras hasta el 31 de octubre- Asturias pasó de tener registradas 18.005 personas con derecho a beneficiarse de la Ley de la Dependencia, a los actuales 16.911.
Son 1.094 expedientes que, en su mayoría, tienen como protagonista a un gran dependiente. 453 de los casos restados corresponden a una persona considerada dependiente severo, al disponer de la valoración más alta posible: grado III.
Pese a que el Imserso, en su informe oficial, coloca a Asturias entre las comunidades en las que la Ley de la Dependencia tiene una evolución positiva, con 144 nuevos beneficiarios en un mes, la radiografía completa demuestra que la norma nacida para dar derechos a las personas sin autonomía personal está en un punto muerto.
Porque las cifras demuestran que, en la actualidad, no solo hay en Asturias menos personas con derecho a prestación que hace ocho meses sino que, desde que entraron en vigor los recortes aplicados en 2012 por el Gobierno central, el volumen de beneficiarios cayó un 15,5%. Un porcentaje que se eleva en el caso de los grandes dependientes, de los que han desaparecido uno de cada cinco.
Antes del ‘tijeretazo’ ministerial aplicado en agosto de 2012, en Asturias había 3.101 personas más que hoy con derecho a una ayuda o prestación por falta de autonomía personal. Eran entonces 20.012 posibles beneficiarios, de los que 8.732 disponían del informe que certificaba su máximo grado, el III.
Mientras este colectivo, el más afectado, descendía en un 20,25%, la lista de espera para recibir una ayuda también disminuía. Antes del recorte eran 5.751 los asturianos que tenían derecho a una prestación, pero no la recibían. Hoy, los integrantes de ese grupo que el Observatorio de la Dependencia ha denominado ‘limbo’, son 1.764.
Mueren sin atención
Sin embargo, el Observatorio de la Dependencia achaca directamente ese recorte en el ‘limbo’ a la muerte de los beneficiarios. En un comunicado, el ente que evalúa la evolución de la Ley de la Dependencia asegura que «los dependientes fallecidos sin atención superan las 100.000 personas en todo el país».
Afirma el Observatorio que el ministerio «confunde con las cifras de la dependencia, ofrece datos sesgados y alardea de unas cifras que, en realidad, corroboran el colapso del sistema y el abandono a decenas de miles de familias».
Y es que la reducción oficial de la lista de espera -135.645 en todo el país y 1.764 en Asturias- se ha debido, dice el Observatorio, «esencialmente a las bajas por fallecimientos y a la retirada de derechos», en referencia al recorte aplicado en 2012 por la hoy exministra Ana Mato.
Para los integrantes del Observatorio, es «indignante y cruel la ocultación del colapso del sistema bajo la apariencia de una gestión eficiente». Entienden que «los recortes tuvieron un efecto demoledor».
En Asturias, a los recortes estatales se unió el intento de la Consejería de Bienestar Social y Vivienda de cobrar facturas retroactivas por los servicios de ayuda a domicilio y teleasistencia. Más de 1.700 expedientes a los que llegaron reclamaciones de hasta 5.000 euros, lo que provocó el abandono de los servicios por los usuarios. Aunque se anunció su anulación, ambos servicios han sufrido el abandono de usuarios ante el temor de los cobros. De hecho, hay doscientos usuarios menos que en enero pasado.

Leave a comment