Menu
NI EN EL MEJOR DE LOS PRONÓSTICOS…

NI EN EL MEJOR DE LOS PRONÓSTICOS…

By In Sin categoría On 27 enero, 2016




«Después de nacer fui objeto de una tesis en la Universidad de Columbia. Casi todos mis órganos nacieron en el exterior, y tuvieron que ser introducidos en mii cuerpo. No tengo ombligo — Sólo una cicatriz por la que entraba mi tubo de alimentación.

Mi madre aun me dice que ella no estaba segura si yo alguna vez sería capaz de vivir, comer o beber. Pero ahora puedo ir en patines, Puedo hacer una handstand con Mis Muletas.

Tengo un gran grupo de amigos, novia, un grado universitario, y estoy ayudando a gestionar una emisora de radio todo ello a la edad de 23…. quién me lo iba a decir….»

Traducido por ASPAU.


Leave a comment