Menu
Despiden a la madre de una niña con síndrome de Angelman por solicitar una reducción de jornada

Despiden a la madre de una niña con síndrome de Angelman por solicitar una reducción de jornada

By In Sin categoría On 2 junio, 2016


Compartir

2792 0 0  
Ainhoa Mendo, despedida Gran Hotel
Ainhoa Mendo, despedida Gran Hotel
Alfonso Aranguren, Ainhoa Mendo y Joseba Antxustegi, junto a amigos y familiares, frente al hotel.
Ainhoa Mendo es la madre de Haizea, una niña de 3 años con síndrome de Angelman que requiere un cuidado continuado. A mediados de abril solicitó una reducción de jornada para poder atender las crecientes necesidades de su hija y la empresa en la que trabajaba, el Gran Hotel Durango, acabó enviándole una carta de despido.
LAB ha convocado esta tarde una rueda de prensa frente al establecimiento hotelero en la que ha estado presente la propia Mendo, respaldada por familiares y amigos. Entre ellos, el presidente de la asociación de niños y niñas con síndrome de Angelman, Joseba Antxustegi.
“Quiero ser readmitida y voy a luchar por ello. Lo único que he pedido es una reducción de mi jornada al 50%”, ha enfatizado la despedida, que comenzó a trabajar en el Gran Hotel Durango en 2008 y, desde entonces, ha ido encadenando contratos.
Por parte del sindicato abertzale, Alfonso Aranguren ha subrayado que a pesar de que “todos los despidos son inaceptables, algunos son, además, socialmente sangrantes”.
Aranguren ha censurado a la dirección del Gran Hotel Durango por aprovecharse de la “buena voluntad” de la trabajadora “para organizar un despido”. Se refiere, en concreto, a los días que Ainhoa Mendo esperó para presentar la solicitud de reducción de jornada después de que la empresa, “amablemente”, le pidiera “algo de tiempo” con la excusa de que  “tenían prevista una reestructuración”.
La conciliación familiar “es un derecho”, ha remarcado el portavoz de LAB, antes de hacer hincapié en que el puesto que ella ocupaba no ha desaparecido. Es más, se ofreció ese trabajo “a un chico del pueblo dos días más tarde”.

“Necesidad, no capricho”

El presidente de la asociación de niños y niñas con síndrome de Angelman ha destacado, por su parte, que Haizea “tiene reconocida una discapacidad del 65% y una gran dependencia”. Requiere “un cuidado y un seguimiento continuado” que con el horario de Ainhoa, a turnos y trabajando los fines de semana, “es imposible” prestar.
“Ella planteó su problemática a la empresa desde la sinceridad con el objetivo de causar el menor problema organizativo posible. Ni por un instante se le ocurrió que algo semejante podría ocurrir. Solicitó la reducción de jornada por necesidad, no por capricho”, ha insistido Antxustegi.
Por todos estos motivos, LAB ha exigido la readmisión “inmediata” de la trabajadora. También que le sean “reparados los daños causados” y que la empresa acepte la reducción -“o cual sea la petición de Ainhoa”-, para que pueda conciliar su vida laboral-familiar.

Concentración y adhesiones

Mientras se reconduce la situación, han convocado una concentración, “a la que invitamos a todos los durangueses y duranguesas”, para el jueves a las 18.30 horas frente al Gran Hotel Durango.
El sindicato inició ayer por la tarde una campaña de adhesiones a la que, de momento, se han sumado ELA, EHNE, CC OO, ESK, Ernai gazte erakundea, Sorginola gaztetetxea, Andereak, Bilgune Feminista, Mendibeltz kirol elkartea yZapaburu Konpartsa. Si alguna entidad más quiere sumarse puede hacerlo en los emails jantxustegi@gmail.com(Asociación Síndrome de Angelman) o a.aranguren@lab.eus (LAB).

Leave a comment