Menu
«Cada vez hay más concienciación, pero siguen las barreras»

«Cada vez hay más concienciación, pero siguen las barreras»

By In Sin categoría On 20 junio, 2016


En 2015 la entidad atendió a 655 familias y buscó empleo para 111 personas discapacitadas En el plan estratégico 2016/2020, Upacesur apuesta por el fomento de la cultura asociativa y la diversificación de fondos

M. VALERO JEREZ | ACTUALIZADO 20.06.2016 – 10:02

zoom

Foto: Manuel Aranda
Germán Fernández es el presidente del Patronato de la Fundación Upacesur desde 2012 y vicepresidente de asociación Upacesur Educa. Su relación con la entidad va más allá de documentos y cargos, puesto que su hija Virginia, de 14 años, entra cada día por la puerta de la instalación para que recibir clase como una alumna más del centro de educación especial. Hace unas semanas se celebró el Consejo Asesor de Mandos del colectivo, en el que se expuso las líneas maestras del Plan Estratégico 2016/2020. Fernández hace repaso del pasado ejercicio y subraya los retos futuros. 
 
-En 2015 Upacesur atendió a 655 familias. ¿Cuál es su balance?
-Es un balance muy positivo. Año tras años vemos que estamos creciendo y este aumento se ha debido sobre todo a la afluencia masiva en atención temprana a raíz del concierto que estrenamos el año pasado. Nos están llegando muchos niños, además de parálisis cerebral, con otros síndromes como autismo. Nuestra parte de empleo también ha crecido, al igual que la demanda en la residencia.

-¿Qué previsión tiene Upacesur de atenciones para este año?
-Superar sin duda las del año pasado. En lo que va de año solamente en atención temprana estamos en los 150 niños atendidos. Lo mismo en el capítulo de empleo. Hoy por hoy son cuatro las provincias en las que estamos ya presentes en materia de empleo, fundamentalmente Sevilla y Cádiz, pero también en Córdoba y Málaga tenemos chavales desplazados trabajando en unas quince empresas. 
 
-Precisamente, el año pasado 111 personas con discapacidad encontraron un empleo. ¿Cuál es el camino a seguir?
-El camino es seguir buscando espacios. Mientras que tengamos niños que puedan y quieran trabajar, nosotros buscaremos empresas y clientes para abrirles puertas. No hay nada más satisfactorio para un joven discapacitado que poder realizarse en un trabajo, sentirse útil como cualquiera.
 
-¿Cómo reaccionan las empresas cuando llaman a su puerta para que habiliten puestos de trabajo para personas discapacitadas?
-Hay empresas y empresas. Las hay que van directamente buscando una subvención, un abaratamiento de costes en seguros sociales, pero hay otras que ves que están realmente comprometidas.
 
-Este gran volumen de familias atendidas supone un gran trabajo de captación de socios. Uno de los objetivos que tiene Upacesur actualmente.
-Efectivamente, es uno de nuestros objetivos prioritarios. De hecho tenemos puesto en marcha desde 2015 un plan específico de captación de fondos y de socios. Este plan de socios lo enmarcamos dentro del fomento de la cultura asociativa. ¿Por qué? Porque una familia que recibe tratamiento aquí no tiene porqué ser socia. Además, queremos fomentar la cultura asociativa de cara además a cubrir vacantes en los órganos de dirección.

-Upacesur también se esfuerza cada vez más en tener una mayor independencia económica. 
-Sí, cuesta trabajo y la crisis económica nos ha hecho daño. Reaccionamos muy rápido, hicimos un plan de contención, de reducción de costes y hemos sabido salvar la situación. Este escenario nos ha hecho ponernos las pilas y tenemos como objetivo prioritario la diversificación de fuentes de ingreso para no depender exclusivamente ni excesivamente de las ayudas públicas. Cabe decir que hablamos de un mercado en el que la competencia es muy grande. Somos muchos los que acudimos a todas estas fuentes de financiación y hay una labor muy importante para acceder a ellas. Aquí tenemos un buen departamento de captación para aumentar el número de colaboradores y poder ir a grandes donantes a través de la calidad acreditada.
 
-Upacesur está a la espera de que Educación le conceda una tercera aula para dar educación especial. ¿Cómo va el trámite?
-Sí, tenemos una aula más acreditada pero aún no tenemos el concierto con Educación. Jerez tiene el centro de educación especial La Merced y hay plazas públicas disponibles. Aún así, estamos intentándolo, hemos tenido reuniones a distintos niveles con Educación y no perdemos la esperanza de conseguir la tercera clase. 
 
-¿Sigue habiendo muchas barreras en Jerez para las personas con discapacidad?
-Barreras siempre. Va mejorando, cada vez hay más concienciación pero lamentablemente seguimos encontrándonos barreras. Desde que la parálisis cerebral era una discapacidad que no estaba ni reconocida fíjate los pasos que hemos dado. Ahora mismo contamos con el apoyo de instituciones, de empresas… Y sobre las barreras arquitectónicas, bueno…, se hacen cositas. Creo que Jerez fue de la primeras ciudades que trabajaron por la integración física. Se ha avanzado mucho en esta ciudad.


 

-¿Cuáles son las principales necesidades de una familia que acude a Upacesur?
-Cuando nace tu niño con problemas nadie te dice ‘esto es para toda la vida’, sino que dependerá de lo que su cerebro termine dando de sí, que es muy importante la estimulación precoz, el fisioterapeuta, logopeda… Y lo que vienes buscando es agarrarte a un clavo ardiendo. Con el paso del tiempo, empiezas a conocer la asociación, al personal y una vez superada la primera etapa piensas en la escolarización. Y te acabas dando cuenta de que Upacesur puede darte lo que en cada etapa de la vida necesita tu hijo. 
 
-Captación de fondos, de socios, ¿qué otros retos tiene Upacesur para este año?
-Pues en el plan estratégico nos hemos marcado esa diversificación de fuentes de ingreso, fomentar la cultura asociativa, mejorar los canales de comunicación tanto internos como externos, consolidar nuestra propuesta de valor, fortalecer nuestras relaciones con nuestros clientes y volver a poner en marcha la escuela de padres. 

Leave a comment