España ha incumplido los plazos legales para garantizar la accesibilidad universal, así lo denuncia el Comité Español de Representantes de personas con Discapacidad (CERMI) Estatal para los Derechos Humanos y la Convención Internacional de la Discapacidad.

Tal y como recoge el portal Tododisca, Jesús Martín, delegado de esta entidad, insiste en que “el 4 de diciembre de 2017 concluyó el plazo legal que se dio España en 2003 para que todos los bienes, entornos y servicios de interés fueran plenamente accesibles” y que “se ha incumplido”. Martín califica el resultado como “un fracaso como sociedad”.

Y justamente las carencias o la ausencia de accesibilidad universal concentran el 71% de las denuncias recibidas por el CERMI durante el año 2017. Tras la necesidad de acceso universal, le siguen las relacionadas con el empleo y el derecho a una vivienda independiente.

A todo ello cabe sumarle la visión de los turistas con problemas de accesibilidad que visitan el país y que en lugar de denunciar, deciden no regresar nunca. Cabe destacar que alrededor de 1.000 millones de personas en el mundo presentan alguna forma de discapacidad, ya sea motriz o de otro tipo y este colectivo demanda destinos turísticos adaptados en los que poder pasar sus vacaciones sin tener que pagar más por ello.