Menu
Un grupo de pacientes con esclerosis múltiple trabaja para acabar con la enfermedad

Un grupo de pacientes con esclerosis múltiple trabaja para acabar con la enfermedad

By In Sin categoría On 2 agosto, 2019


“Queremos vivir, queremos curarnos y tenemos prisa” indican los componentes del Grup d’Afectats d’Esclerosi Múltiple

julio 29, 2019

 

“Nos hace falta más dinero” es la frase más repetida por Vicens Oliver, el motor del proyecto ha conseguido llevar una idea hasta un ensayo clínico en fase I. Durante esta, se demuestra su seguridad, y en la actualidad se están preparando para poner en marcha la fase II.

GAEM, Grup d’Afectats d’Esclerosi Múltiple, es una agrupación de pacientes impacientes que tienen como objetivo lograr avances para combatir la esclerosis múltiple. Por ello, han acabado constituyendo una fundación para actuar como acelerador de esos proyectos que podrían cambiar la vida de las personas con esta enfermedad.

Vicens Oliver es el principal impulsor, aunque desde la fundación insisten en que todos son iguales de importantes, capaces y eficaces: “Estudié Empresariales, pero me dejé dos asignaturas. He creado tres empresas, eso sí. Y no, el medicamento que estamos culminando no me va a servir. Llego tarde, porque resulta que mi esclerosis múltiple no es inflamatoria, sino primaria progresiva, como el 10% de los afectados” cuenta Vicens a La Vanguardia.

Este nuevo medicamento consiste en una terapia celular que restaura el sistema inmune de manera que no siga causando inflamación por error en el organismo. Es decir, el objetivo de esta es reeducar las células dendríticas para que aprendan a ser tolerantes con la mielina que envuelve los nervios. Esto supondría que el sistema inmune deje de reaccionar causando esta dañina inflamación.

El equipo Parc Cientific de la Universitat de Barcelona

En la actualidad forman un equipo multidisciplinar con nombre propio en el Parc Científic de la Universitat de Barcelona, bajo la coordinación de Pablo Villoslada (responsable de Esclerosis Múltiple y nuevas terapias del Idibaps). Además, cuentan con la participación Daniel Benítez, facultativo de Inmunoterapia del Clínic (que había probado la idea en enfermedad de Crohn) y el Banc de Sang i Teixits.

silla de ruedas karma

Para ello ha sido fundamental la financiación por parte de La Caixa: 1.200.000. “El primer año, 125.000 si conseguíamos una entidad para hacerlo con garantías; si no, había que devolverlo” indican.

La fase I fue probada en ocho pacientes con esclerosis múltiple y cuatro con neuromielitis óptica, menos frecuente que la primera, pero más grave, también inflamatoria y en brotes.

“Somos la primera asociación que consigue un medicamento”, cuenta Vicens. “La mayoría de productos nuevos que están saliendo son inyectables, salvo uno de Novartis que es oral. La gente se cansa. El nuestro podría ser una sola vez” continúa.

Respecto a la segunda fase indican que “sabremos cuándo hay que repetir, hasta cuándo dura el efecto sobre las células dendríticas reeducadas. Ese es el reto. Bueno, y conseguir financiación en convocatoria pública por parte de los investigadores y en varios centros. Nosotros, como partners”.

Pero como todo en esta vida, necesitan financiación para conseguirlo, por lo que “analizamos, evaluamos científicamente y buscamos starups y financiación” defienden. “Queremos vivir, queremos curarnos y tenemos prisa” indican cuando son cuestionados por los plazos necesarios para conseguir la aprobación del medicamento.


Leave a comment