Menu
El Gobierno vasco niega el transporte adaptado a un joven que quiere estudiar otra carrera

El Gobierno vasco niega el transporte adaptado a un joven que quiere estudiar otra carrera

By In Sin categoría On 9 noviembre, 2019


“Me pagan el máster pero no el grado”, critica Gaizka Prieto, un joven de 23 años con el 77% de discapacidad

Bilbao 

Gaizka Prieto en las inmediaciones de Durango, la localidad vasca en la que vive con sus padres.

Se llama Gaizka Prieto. Tiene un 77% de discapacidad que le obliga a moverse en silla de ruedas. Pero a la Universidad tiene que ir en taxi. Tras acabar un grado de Marketing en el campus de Sarriko (Bilbao) de la Universidad del País Vasco, ha decidido hacer otro de Administración y Dirección de Empresas, ADE. La pregunta es cómo va a ir, tras la negativa del Gobierno vasco a subvencionarle parte del transporte adaptado para recorrer los 27 kilómetros desde Durango, donde reside con su familia, hasta Bilbao. “Nos la deniegan con el argumento de que tiene que estudiar un máster, si no nada”, critica Eduardo, su padre. Gaizka lo cuestiona, de igual manera, en una carta que ha mandado a todos los partidos, organizaciones e instituciones vascas: “El Gobierno vasco no quiere que estudie”.

Gaizka ha acabado Marketing en 2019 , pero “tras constatar las dificultades» para desarrollar la actividad laboral en ese campo se ha decidido por otro grado, que quizás “le permita un mejor acceso al mercado laboral”, explica su padre. Así se lo explicaron al Gobierno vasco en una carta fechada el pasado dos de julio en la que solicitaban ayuda para el nuevo grado. Hasta ahora el Gobierno autonómico le había ayudado sin rechistar.

La ayuda total que el Gobierno vasco le ha otorgado desde el curso 2013-2014 asciende a 58.700 euros. De hecho, cada curso, el coste subvencionado del transporte adaptado, es decir, un taxi que le lleva y le trae, se acerca a los 10.000 euros anuales de los 15.000 del coste total del transporte. Los 5.000 restantes los han financiado entre el Ayuntamiento de Durango y la familia.

La sorpresa de los padres de Gaizka es que la respuesta a la solicitud se produjo apenas un día después de darle registro de entrada, y encima fue negativa. Al parecer, una normativa que el resto de partidos cuestiona por discriminatoria, limita la concesión de la ayuda a que se obtenga una titulación superior, es decir, un máster, y se la niegan porque él ha elegido hacer otro grado. “No lo entiende nadie”, explica su padre, Eduardo Nieto, que se ha puesto en contacto con todos los partidos para intentar revertir esa situación, aunque de momento no lo ha conseguido.

El día tres de julio, la resolución del departamento de Educación del Gobierno vasco fue que “una vez finalizados los estudios de Grado que ha elegido su hijo podría solicitar ayuda de transporte para cursar una formación universitaria siempre de nivel superior. Es decir, en su caso podría continuar con sus estudios superiores con el mismo nivel de apoyo que el recibido hasta ahora por esta administración en el nivel de Máster”.

“Lo curioso es que se trata del único caso en Euskadi, dicho por el propio Gobierno vasco. No es que haya varias decenas y se haya acabado el presupuesto, es que solo hay este caso, y pese a todo se niegan a cambiar ese párrafo”. Efectivamente, en la normativa de ayudas figura ese precepto pese a que cada vez más, los expertos cuestionan que una educación superior sea equivalente a mejor inserción laboral.

Más de 200 personas del ámbito de la cultura vasca han firmado recientemente un comunicado en el que piden al Gobierno autonómico que resuelva el asunto. “No es ni justo ni lógico que exista subvención de trasporte para un máster y no para un grado”, aseguran los firmantes y le piden al Gobierno vasco “que se implique de manera urgente en la problemática planteada por Gaizka dándole una respuesta inmediata y favorable a la petición de subvención de transporte adaptado”. «Todavía tenemos la esperanza de que el Gobierno rectifique», explica Eduardo, cuestionando que la normativa tenga que ser algo inamovible.


Leave a comment