Menu
Trabajadores de la Residencia de Gravemente Afectados de FAAM se aíslan voluntariamente con sus usuarios

Trabajadores de la Residencia de Gravemente Afectados de FAAM se aíslan voluntariamente con sus usuarios

By In Sin categoría On 25 marzo, 2020


24 Marzo 2020

Un total de 16 profesionales entre los que hay enfermeros, auxiliares de clínica, fisioterapeutas, monitores y personal de limpieza se instalan en un ala del edificio.

Trabajadora de FAAM con una persona mayor con discapacidad, se aíslan voluntariamente ante el covid19

“Hay que protegerlos”. Es el fin que persigue un grupo de trabajadores de la Residencia de Personas con Discapacidad Gravemente Afectadas de (FAAM), Federación Almeriense de Asociaciones de Personas con Discapacidad, quienes han decidido voluntariamente aislarse junto a sus internos y pasar juntos las próximas dos semanas del período de confinamiento ocasionado por la crisis del coronavirus.

Tal y como ha destacado el presidente de FAAM, Valentín Sola, «hoy 16 compañeros, 16 valientes, 16 héroes que trabajan en nuestra residencia van a comenzar un aislamiento durante al menos 15 días para evitar que el maldito bicho pueda entrar”. “Tienen mucho mérito, y además la mayoría de estos campeones son trabajadores con discapacidad, lo que les da un mayor valor”. “Me emociona pensar en el sacrificio que van a hacer al dejar su hogar, donde  tienen a sus familias, para cuidar a nuestros residentes, personas muy vulnerables que tampoco  pueden tener la visita de sus familias y que ahora nos necesitan más que nunca”. “Nos sentimos muy orgullosos de ellos y les mandamos mucho ánimo, todo nuestro apoyo, admiración y cariño”.

Los trabajadores se aíslan voluntariamente

La directora del centro, María del Mar Miralles, ha detallado que entre los profesionales hay enfermeros, auxiliares de clínica, fisioterapeutas, monitores y personal de limpieza. 16 trabajadores que “desde el primer instante en el que les hicimos la propuesta decidieron dedicarse en cuerpo y alma a nuestros usuarios”. Para ello se ha habilitado un ala de la Residencia en desuso con todas las habitaciones perfectamente equipadas y diversos espacios de descanso.

Verónica Molina Navarro es una de las enfermeras que desde hoy se suma a la experiencia. “Aquí de lo que se trata es de minimizar el riesgo de contagio para ellos”. “En este momento nos necesitan y desde que me plantearon el poder estar aquí no dudé en hacerlo”. “Voy a realizar el confinamiento con ellos que son los más vulnerables”. Para Verónica, “es un sentimiento que te nace al ver como está todo el país”. “Es una manera de aportar tu granito de arena y ayudar a quienes más nos necesitan”.

María José Rodríguez Vizcaíno es monitora y madre de dos hijas de 10 y 13 años que se sienten más que orgullosas de la labor que realiza su madre por las personas con gran discapacidad. “Ellas están bien atendidas por su padre y en este momento aquí hago más falta porque siento que tengo que protegerlos”. “Para mi es una experiencia gratificante, en este momento hay que ser más solidarios que nunca”. María José confiesa que lo que quiere en esta difícil situación es estar en primera línea, “es mi sentimiento”.

Con esta medida, los 20 residentes y los 16 profesionales que cuidarán de ellos, con sus  turnos de trabajo establecidos, aunque con la voluntad de “ayudarnos entre todos en todo lo que sea necesario para que todos estemos bien”, permanecerán durante las próximas dos semanas confinados, sin visitas de familiares y allegados, si bien con video llamadas de todos ellos y alguna que otra sorpresa que tendrá lugar durante los próximos días.

Desde hoy, además del aislamiento sin entrada y salida de trabajadores, tanto ellos como los usuarios llevarán guantes y mascarilla, tal y como ha informado la directora, quien ha detallado que diariamente se continuará con el protocolo establecido y se tomará la temperatura dos veces al día a todas las personas internas en el edificio, cuyos exteriores también han sido desinfectados por extrema precaución.


Leave a comment