Menu
Justicieros de balcón en tiempos de cuarentena: «Me han insultado y deseado la muerte por salir con mi hijo con autismo»

Justicieros de balcón en tiempos de cuarentena: «Me han insultado y deseado la muerte por salir con mi hijo con autismo»

By In Sin categoría On 26 marzo, 2020


Estos días se acumulan las denuncias en redes sociales de personas abucheadas o increpadas por la calle, a pesar de contar con justificación para circular

24/03/2020

Los españoles dan las gracias a los sanitarios desde ventanas y balcones

Charlar con los vecinos, elogiar a los que están en primera línea con aplausos o bailar a ritmo de grandes éxitos. La emergencia sanitaria por coronavirus ha convertido las ventanas de los edificios en un lugar más de socialización y de apertura al mundo en tiempos de cuarentena. Sin embargo, el confinamiento también ha traído consigo escenas de abucheos, insultos e incluso lanzamiento de huevos a personas que se encuentran en la calle, y que están compartiendo su experiencia en redes sociales. A veces, la España de los balcones que aplauden se convierte en la que increpa a otros ciudadanos, en muchas ocasiones con justificaciones para salir.

Le ha pasado a José Manuel, que el pasado domingo salió por primera vez desde la declaración del estado de alarma con su hijo de nueve años, que tiene autismo y es hiperactivo. El impacto del encierro se redobla en estas personas, por lo que el Gobierno ha aclarado que pueden desplazarse para evitar que se agrave su estado. Por eso, José Manuel decidió ir con él hasta una pista de baloncesto cercana a su casa, en Leganés (Madrid), para que diera allí unas vueltas con su patinete. Ello tomando todas las medidas de protección: el niño iba con guantes y buscaron un lugar en el que apenas hubiera mobiliario urbano ni gente.

Sin embargo, al poco tiempo de llegar «varias personas comenzaron a gritar desde las ventanas» del edificio que da a la pista. «Uno empezó a chillar que ‘qué huevazos tenía’, otro que era un sinvergüenza. Lanzaron insultos y nos increparon e incluso llegaron a desearme la muerte», denuncia este padre en conversación con eldiario.es. Algún vecino llamó a la Policía y acudieron dos agentes que comprobaron la validez de los documentos que portaba –una justificación del pediatra, el DNI y el carnet de discapacidad del menor, entre otros–.

Tras la denuncia de José Manuel en Twitter, fueron muchas las familias que se pusieron en contacto con él para alertar de situaciones similares. Son minoritarias y la tónica general está siendo el apoyo y la solidaridad, pero hace unos días la organización de personas con discapacidad Plena Inclusión emitió un comunicado reclamando «civismo y solidaridad» tras los «numerosos casos» detectados. No obstante, esta no es la única situación y varias personas están publicando en redes sociales experiencias de abucheos cuando iban o volvían de trabajar, sacaban a pasear al perro o iban acompañadas de niños pequeños. Algunas, incluso, denuncian que les han tirado huevos desde las ventanas.


Leave a comment