Menu
Insultan al triatleta paralímpico Kini Carrasco cuando entrenaba: «A ver si te caes, manco»

Insultan al triatleta paralímpico Kini Carrasco cuando entrenaba: «A ver si te caes, manco»

By In Sin categoría On 17 mayo, 2020


Kini Carrasco

 

El triatleta paralímpico Kini Carrasco ha denunciado en sus redes sociales la increíble situación que ha vivido hoy cuando intentaba entrenar en bici. Tan solo ha podido aguantar 3 kilómetros antes de volverse a casa bajo una lluvia de cubos de agua y con la gente increpándole.

El triatleta extremeño es Deportista de Alto Nivel y como tal, puede entrenar sin restricciones horarias dentro de la provincia en la que reside habitualmente. Por tanto, no está obligado a entrenar en la franja de cualquier deportista popular, que actualmente en fase 0 va de 6 a 10 am y de 20 a 23 horas.

Los hechos se han producido sobre las 17:30 horas del viernes 15 de mayo, cuando Kini Carrasco rodaba por una circunvalación en la salida de Cáceres hacia Badajoz. Un coche se le cruzó cuando llovía torrencialmente poniendo en peligro la seguridad del deportista e increpándole por salir con la bicicleta. «Se me ha cruzado textualmente delante, diluviando, y yo sólo tengo un brazo. Iba uniformado de España de arriba abajo, con la equipación como cuando compito para que la gente se dé cuenta de que soy profesional. Los dos días que he salido fuera de las horas en las que el resto sale a hacer deporte lo he hecho así, con la equipación. ‘A ver si te caes, manco’, me ha dicho. La pena es no haber tenido una mano libre para poder hacerle una foto o coger la matrícula porque me podía haber hecho caer. La verdad es que te da miedo», reconoce.

«Me habré cruzado en total con 15 coches y ha habido seis que me han dicho algo», dice entre indignado y resignado.

Mi intento de salir en bici hoy:3km, una ducha de cubos de agua y que 5 conductores mal informados y mal educados, me llamaran de todo. Pese a que alguno no les guste, mi condición de Deportista de Alto Rendimiento me permite salir a cualquier hora.
Es mi trabajo!

Video insertado

Una historia de superación gracias al deporte

Perdió a su madre en un accidente de tráfico con tan solo cinco años. Apuntaba maneras jugando al baloncesto y llegó a debutar con el Cáceres en segunda división. Su vida iba a cambiar para siempre con 20 años, poco después de terminar la mili, que por aquella época era obligatoria. Fue una mañana de enero de 1985, Kini fue a recoger a un amigo en moto para ir a pescar al río. De repente, un coche que estaba adelantando se fue encima suyo. Intentó esquivarlo, pero colisionó contra él. Quedó tendido en la carretera y cuando fue a apoyar su brazo izquierdo para levantarse se dio cuenta de que no estaba. Había perdido su brazo. Afortunadamente, una profesional sanitaria paró y pudo hacerle un torniquete para llevárselo directo al hospital, donde fue operado. Además del dolor físico, lo peor era el estado emocional y ver a su familia llorando. Se había acabado el baloncesto para siempre.

Cinco días después del accidente, por fin le cerraron el muñón y pudo levantarse. Durísima impresión la de Kini al verse en el espejo, pero en ese mismo momento comenzó su propósito de superación y de aprender una nueva vida con un solo brazo. Cualquier tarea cotidiana se hacía un mundo para Kini, le costó dos años aprender a manejarse en la vida y más de una vez acabó llorando de impotencia.

Kini Carrasco

Foto: Conchi Paratri

La falta de ejercicio tras el accidente le hizo ganar más de 25 kilos en medio año. Por eso empezó a correr hasta que poco después consiguió volver a su peso y debutar otra vez en baloncesto. Eso sí, tuvo que volver a aprender a jugar con una sola mano y lo hacía muy bien, metía triples y llegaba a desesperar a los contrarios por su habilidad. Jugar su primer partido de baloncesto le sirvió no solo para volver al deporte, sino para saber que el deporte es lo que le iba a salvar en la vida, como hasta entonces.

Estuvo en Seúl, Barcelona y Sidney

Kini se informó sobre el deporte paralímpico y empezó con el atletismo. Ganó el primer Campeonato de España en el que compitió (1987) y después consiguió la mínima para Seúl 88, sus primeros Juegos Olímpicos. Después llegarían Barcelona 92 y Sidney 2000. En 2009 dio el salto al triatlón y a partir de ahí, todos conocemos su extenso palmarés.


Leave a comment