Menu
Confederación ASPACE apoya la denuncia del CERMI ante la decisión de Derechos Sociales de recortar la financiación a las ONG estatales en plena pandemia

Confederación ASPACE apoya la denuncia del CERMI ante la decisión de Derechos Sociales de recortar la financiación a las ONG estatales en plena pandemia

By In Sin categoría On 1 junio, 2020


555f2-recortes1.png

El impacto de los recortes producirá una merma en el liderazgo de las entidades estatales, que provocará pérdidas en la calidad de la atención a la discapacidad y en la defensa de los derechos de las personas con parálisis cerebral y otras discapacidades con grandes necesidades de apoyo.

Los proyectos de ámbito estatal impulsados por Confederación ASPACE cohesionan la acción de 85 entidades, mejorando la labor de más de 5.000 profesionales y la calidad de vida de 20.700 personas con parálisis cerebral y otras discapacidades afines y sus familias.

Confederación ASPACE apoya la posición del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), que ha instado al Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 a rectificar de inmediato la decisión de recortar el apoyo económico público al Tercer Sector de Acción Social de ámbito estatal, en el momento en que el país y la sociedad española más necesitan a las redes solidarias como consecuencia de la pandemia.

La Secretaría de Estado de Derechos Sociales ha notificado al Tercer Sector su intención de reducir sustancialmente el tramo estatal de la recaudación del 0,7% del IRPF de interés social -vía principal de financiación de las organizaciones sociales altruistas de ámbito estatal- y de no dedicar, como exige su Ley reguladora de 2018, la recaudación del 0,7 % del Impuesto de Sociedades a fines exclusivamente sociales.

Esta merma significativa en los recursos económicos de las entidades sociales estatales se produce en la mayor crisis económica y social vivida por España en su historia reciente por causa del coronavirus. Como consecuencia de esta decisión se dará un retroceso en el desarrollo de derechos y de atención a la discapacidad que la sociedad no debe permitir en un contexto de nueva normalidad. Así ocurrirá con los proyectos de ámbito estatal impulsados por Confederación ASPACE, que permiten a sus entidades y a sus profesionales mejorar protocolos de atención garantizando que trabajan sobre diseños excelentes para promover la participación, la autonomía y el ejercicio de derechos de las personas con parálisis cerebral y otras discapacidades con grandes necesidades de apoyo. La pluridiscapacidad del colectivo atendido por el Movimiento ASPACE dificulta el abordaje de sus necesidades; que ha de ser personalizado y teniendo en cuenta las características concretas de cada persona y su entorno; y son, precisamente, los mecanismos de colaboración de ámbito estatal los que fortalecen a las 85 entidades ASPACE para ofrecer a 20.700 personas con parálisis cerebral y otras discapacidades afines asociadas la atención que precisan

Este tipo de programas no serían posibles sin la actuación cohesionadora de organizaciones como Confederación ASPACE, y son muy valorados por quienes forman parte del Movimiento ASPACE; que en virtud de nuestros programas pueden trasladar su impacto positivo a las personas con parálisis cerebral. Son ejemplo de estos programas Desarrollo del Conocimiento ASPACE, que ofrece formación y permite generar modelos de actuación para los más de 5.000 profesionales que forman parte del Movimiento Asociativo ASPACE. O la Red de Ciudadanía Activa, que a través de protocolos y planes de trabajo ha consolidado plataformas de participación de 650 personas con parálisis cerebral y otras discapacidades afines dentro de las propias entidades para así promover el ejercicio de sus derechos. Y también el conjunto de proyectos de innovación ASPACE, en el que se detectan nuevas tendencias, filosofías y herramientas de atención para ser promovidas en el marco de trabajo de las entidades ASPACE mejorando la calidad de vida de quienes utilizan sus servicios.

Sin la acción enriquecedora de los programas estatales para la discapacidad el sector perderá fuerza; situación que repercutirá de forma negativa en la atención a las personas con parálisis cerebral y en sus posibilidades para ejercer de forma efectiva sus derechos. Se castiga así incomprensiblemente al sector solidario español que se ha revelado como el actor más próximo y omnipresente para tratar de atajar el impacto social de la pandemia, llegando allí donde los poderes públicos, responsables de las políticas sociales y del bienestar de la población, se han mostrado incapaces de dar respuesta. Sorprende también que se reduzcan drásticamente fondos financieros ya consolidados, algunos comprometidos desde 2018, pero no ejecutados, como los derivados del 0,7% del Impuesto de Sociedades, cuando el Tercer Sector de Acción Social es el único que no ha recibido ningún tipo de ayuda pública adicional como consecuencia de la pandemia, cuando la crisis provocada por esta es fundamentalmente social.

A través del CERMI, realizamos una apelación a la Vicepresidencia Social del Gobierno para retomar el diálogo directo y sincero y solventar un desacuerdo que nunca debió surgir, en una coyuntura como la actual, de devastación económica y social, que precisa la suma y la concordancia de todas las voluntades y operadores, públicos y cívicos.


Leave a comment