Menu
Banner Rehatrans Impiden a un niño con espina bífida ir al mismo colegio que su hermano

Banner Rehatrans Impiden a un niño con espina bífida ir al mismo colegio que su hermano

By In Sin categoría On 22 septiembre, 2019


La solicitud de entrada se le denegó por parte de Orientación del MEC, aunque el colegio asegura que puede escolarizarse al tratarse de un centro inclusivo

 

Los hermanos juntos

Haron Mohamed, de cuatro años, ha vuelto a Melilla después de dos años recibiendo un tratamiento en A Coruña por defecto congénito que tiene, Espina Bífida. Ésta condición le impide movilizar sus piernas, por lo que el niño se desplaza con plena autonomía mediante el uso de la silla de ruedas.

Antes del inicio del curso escolar, el pequeño Haron quiso escolarizarse junto a su hermano mayor Maher Mohamed, el cual cursa primaria. La solicitud se le denegó por parte de Orientación MEC, argumentando que Haron necesita unos cuidados y un colegio accesible con respecto a su condición, en este caso, sería otro centro escolar donde se le asignaría la plaza.

Los padres del niño alegaron que resultaría imposible estar a la misma hora de entrada y salida para dejar y recoger a los dos pequeños, por lo que desde Orientación MEC se les ofreció un transporte escolar adaptado. El servicio comenzaba a principios del mes de septiembre, pero actualmente no existe empresa ni vehículo encargado de realizar el dicho servicio.

Además, el colegio presenta diferentes barreras arquitectónicas y rampas fuera de la normativa, que impiden que Haron pueda moverse de manera autónoma.

silla de ruedas karma
Una mala contestación por parte del MEC

Después del hecho, los padres volvieron a hablar con los responsables, los cuales respondieron que quizá empezaba el servicio de transporte a mediados de octubre o noviembre. Además, este anuncio fue acompañado de numerosos comentarios desafortunados y faltas de respeto hacia los mismos padres.

Posteriormente a las contestaciones contactaron con la junta directiva del colegio de su hermano Maher, para preguntar si ellos tendrían algún problema que el pequeño Haron cursase el año en el centro. La respuesta fue positiva y grata ya que el colegio es íntegro e inclusivo. Fue aceptado pero la autorización la tiene que dar el MEC.

Cabe destacar que el pequeño Haron está desarrollando patologías psicológicas al no comprender cómo se le puede rechazar de esa forma y «por qué a su hermano sí y a él no». Por qué sus padres si recogen a su hermano pero a él lo recoge una persona completamente desconocida y en un transporte desconocido para él.


Leave a comment